jueves, 6 de diciembre de 2018

BILL TILDEN

Querid@s jóvenes leyender@s, esta es mi historia:
Mi nombre es Tilden,Bill Tilden.William Tatem Tilden II para ser más exactos.
Nací el 10 de febrero de 1893 en Filadelfia, en el seno de una familia acomodada.
Destaqué en un deporte menor en mi época debido a su elitismo y que hoy en día es uno de los más influyentes que existen: el tenis.
Desarrolle mi carrera en la década de los 20 y de los 30.

Mis inicios
                                    
El tenis de esa época y de décadas posteriores tenía dos vertientes: los tenistas que querían la gloria de intentar jugar y ganar los grandes torneos y grand slams, que eran amateurs y los que se hacían profesionales, que preferirían ganar dinero, hacer giras y luchar por títulos más discretos.
Bueno, pues yo toqué ambos palos ya que mi carrera fue longeva, jugué en amateurs hasta los 37 y luego me sedujo el poderoso caballero.
Como tenista amateur gané la Copa Davis 7 veces, al igual que también en individuales  7 US Open y 3 Wimbledon.10 Grand Slams(2° americano tras Pete),no está mal pero podía haber sido más ya que nunca jugué Open de Australia y solo 3 Roland Garros, alcanzando 2 meritorias finales.

Con Suzanne Lenglen


Leyenda en sí mismo por estos logros, puede, pero por mi forma de ser los títulos, pese a su importancia, me importan una mierda.
Por lo que yo mismo me considero leyenda va más allá de los triunfos deportivos, que vale, los incluiré porque parece que a vosotros si os importa, pero añado otros muchos aspectos reseñables:
-Leyenda por victorias, y triunfos: incluyendo los títulos ya recalcados, antes de pasar a profesionales gané 907 partidos sobre un total de 969 que jugué, lo que traducido en títulos se resume en 138 torneos ganados de 192 que jugué.

Mi portentosa derecha
                       

  • Leyenda por repercusión de mi deporte: convertí el tenis en un deporte de masas, en la cual la gente acudía en hordas a ver mis partidos.El primer gran ídolo de este deporte
  • Leyenda por reconocimiento en el global de deportes: considerado uno de los apóstoles del deporte americano, fui considerado mejor deportista americano de la primera mitad de siglo.
  • Leyenda por mi estilo de juego: un adelantado de mi época, estudioso de juego, dominaba todas las facetas, potente servicio(que no usaba mucho porque detestaba los puntos cortos),buen juego de red y excelso juego de fondo....¡¡era perfecto!!
  • Leyenda por mi estilo de juego "showtime":
Entendía mi deporte como un espectáculo, un show donde el pueblo venía a verte jugar y tenía que corresponder. Como amante del séptimo arte a veces mis partidos eran como interpretaciones de Hollywood.Un puto sobrado, lo sé, pero es que era inmensamente superior al resto; alargaba puntos, juegos, sets dejándome ganar, dando un margen de ventaja a mis rivales para luego remontar heroicamente y ganar in extremis ,provocando la idolatría del público que tanto me fascinaba.

                 Con mi amigo Charles Chaplin

-Leyenda por mi amor al tenis: adoraba, amaba este deporte. Disfrutaba jugando, no lo veía como una profesión, me daba igual el resultado siempre que jugará bien(fácil decir esto cuando gané todo lo que gané),
-Leyenda por mi estilo de vida bohemio: la época dorada americana del papel couché; fiestas , excesos, desfases.No me perdía una. Histriónico, abiertamente gay, intelectual, cultureta, rodeado de amigos influyentes, como Chaplin o Errol Flynn, fumador empedernido, extravagante, escritor de libros( los de tenis auténticos manuales de culto para futuros jugadores y entrenadores) ,produje películas.....era el Gran Gatsby del deporte americano.

Echando un piti antes de jugar


Leyenda negra: todo lo anterior mencionado se disuelve como azucarillo en café, cuando mi carácter difícil y ególatra personalidad salen a flote.El despertar de mis más bajos instintos, como enfermo que fui, salieron a flote vía condena y prisión por actos de los que me arrepiento, o no, pero fui culpable, sí, y ya pagué por ello. Todo lo que logré, (amistades, títulos, ser un ídolo de masas etc...) se esfumó rápidamente manteniéndome en el ostracismo, defenestrado y arruinado hasta el fin de mis días. Menuda era la sociedad americana de la época y eso que predican con el perdón cada domingo en la Iglesia.

En los calabozos por uno de mis escándalos sexuales


Ya me despido, esa leyenda negra ahí está, pero contadles a los tenistas de hoy quien fui, el jugador que puso el tenis patas arriba, el impulsor del tenis que hoy conocemos. .
Del circuito que hoy conocen, del dinero que hoy ganan, el prestigio y respeto del que hoy gozan también me considero culpable.
El inventor de la nueva era de este gran deporte.

 Preparado para jugar ya entrado en canas. ¿Sabéis que gané torneo profesional, en dobles, pasados los 50?

Os dejo un video de cómo jugaba.

Un saludo legendario de vuestro amigo,
"Big Bill".

                   
4° Ronda Wimbledon 1929











0 comentarios:

Publicar un comentario