miércoles, 18 de septiembre de 2019

JOE JACKSON

Querid@s jóvenes leyender@s esta es mi historia.
Mi nombre es Jackson, Joe  Jackson.
Joseph Jefferson Jackson.Nací el 16 de Julio de 1.887 en Pickens County(Carolina del Sur,EEUU), en el seno de una humilde familia sureña americana.
Debido a la necesidad y miseria en esos años , no pise el colegio,fui completamente analfabeto hasta bien entrada la madurez y desde los 6 años trabajé como un mulo en un molino de algodón.
Gracias al deporte que me vió brillar pude dejar ese estilo de vida al que estaba abocado hasta el fin de mis días.
Maravilloso deporte ese, en el que uno lanzaba muy fuerte una bola y el otro la reventaba con un palo de madera maciza al que llamaban bate y si con suerte daba a la bola,correr como un poseso y recorrer las 4 esquinitas.
Si,mis jovenzuelos amigos, hablemos de beisbol.
Lo dicho, dotado con un talento raro e innato para este deporte, empezamos a jugar partidos en la adolescencia entre molineros y poco a poco, boca a boca, mi nombre se empezó a quedar en oidos de los técnicos de equipos de las Ligas Menores.
Con mi actitud conformista, me bastaba con el puñado de dolares que me llevaba por partido para jugar y marcar las diferencias,triplicando lo que ingresaba por un día de duro curro en el molino.
Dada mi calidad, infinitos escalones por encima del resto de jugadores, colmaba mi inocente ego con los halagos y semifama adquirida en mi tierra y entorno.

 CROMO PARA ALBUM

A pesar de ese estatus de Dios local y lo cómodo que me sentía en ese ambiente, ya con 17 años mi talento no se podía quedar en partidos de 5ª categoría.El propietario del equipo estatal de los Greenville Spinners me hizo una suculenta oferta que mejoraba muy mucho lo que ganaba en el molino y jugando beisbol en mi pueblo y para allí me fui, sucumbiendo como es normal al "poderoso caballero"....lo cual en el futuro fue mi perdición, como mas tarde veréis.

 CON MI ARMA LETAL.BATEANDO

De nuevo ídolo, esta vez un pasito mas arriba, de héroe local a a referente estatal.
Mi máxima felicidad como hombre de aspiraciones bajas que era lo tenía en ese momento: tranquilidad,cero presión,suficiente dinero, reconocimiento mas amplio....era el amo del mundo.

 GREENVILLE  SPINNERS 1908

Pero pronto todo ese juego tenía que llegar a las grandes plazas, los grandes estadios del beisbol...las ligas mayores.
Los Atléticos de Filadelfia echaron el resto por mi y tras el enésimo desplante por mi parte y sin querer moverme de donde estaba,fui practicamente obligado a ir.
Dinero si, pero tristeza,depresión y desgana fue la tónica de mi estancia en mi primer gran equipo.
Por tanto, el cambio de aires era inminente.
Destino Cleveland,Cleveland Indians.

 EN CLEVELAND

5 años donde me convertí en un símbolo y considerado uno de los mejores bateadores de la historia, siempre en competencia con el mítico Ty Cobb.

 CHARLANDO CON TY COBB

Me fuí a Chicago y para los White Sox jugué otros 5 años en los cuales logré el máximo galardón colectivo existente en beisbol, ganando las series mundiales de 1917.
Y en esta sucesión cronológica llegó el fatídico y vergonzoso año 1.919,del que hablo a continuación.
¿Por qué merezco estar en esta terna de leyendas del deporte? 
Era y soy condiderado por muchos jugadores,medios de comunicación y seguidores uno de los mejores jugadores de la historia.
El gran Babe Ruth y muchos jugadores modernos copiaron mi moderno swing de bateo,del cual tengo el tercer mejor promedio de todos los tiempos.

CHICAGO WHITE SOX

Peeeeeero, jamás apareceré en Hall of Fame en mi deporte.Todo lo contrario soy considerado uno de los grandes villanos de la historia del deporte americano.
De ahí la otra parte de mi leyenda, bastante mas oscura.
En 1.919 jugando para Chicago, fui envuelto en el "escándalo de los medias negras".
Yo y otros 7 compañeros de equipo recibimos una suculenta cantidad de dinero por dejarnos ganar del gangster Arnold Rothstein, en favor de los Cincinatti Reds en la eliminatoria por las series mundiales.
Fue la primera gran trama de soborno deportivo orquestada por la mafia que se documentó y en un evento tan multitudinario y mediático el cante fue notorio.
Y claro está, una vez sacada la mierda a flote, fuimos desterrados de las grandes ligas y del profesionalismo del beisbol.
Nos llevamos el dinero pero se perdió la honra.
Decir mi nombre en los años posteriores al escándalo era poco menos que una akelarre.
Desterrado deportivamente y desacreditado acabé mis días ganandome la vida con sendos negocios de lavanderia y licorería.

 POSANDO EN MI LICORERÍA

Hasta aquí mi leyenda, blanca y negra,poco mas que añadir.
Lo tenía todo y me quedé sin nada.La avaricia rompe el saco amigos.

Os dejo un video muy viejo de uno de los partidos de la triste y famosa serie mundial del 19 entre Chicago y Cincinatti.



Un saludo de vuestro amigo Joe Jackson.




0 comentarios:

Publicar un comentario