miércoles, 16 de octubre de 2019

ALADÁR GEREVICH

Querid@s jóvenes leyender@s, esta es mi historia:

Mi nombre es Gerevich, Aladár Gerevich. Nací en Jázsberény(Hungria) el 16 de Marzo de 1910.
Pasé mi niñez bajo los rescoldos del obsoleto imperio austrohúngaro.
Ya como húngaro de pro después del fin de la Primera Guerra Mundial,empecé a prestar  una atracción bastante  sería hacia los deportes.En especial a los deportes nacionales por excelencia.
Me fascinó y triunfé en el mundo del sable, florete y espada...la esgrima en su conjunto.
Y de aquí  mi entrada en este blog: Leyenda en estado puro.
 INICIOS

Me voy instruyendo, entrenando ,mejorando,compitiendo y de forma sorpresiva tras buenos resultados en diferentes pruebas,me presento como un auténtico desconocido para la mayoría de participantes en los JJOO de Los Angeles 1932, como miembro electo de la selección húngara de esgrima.
Participando en la prueba de sable por equipos logramos ganar el oro.
22 lozanos añitos contaba entonces.Apuntad este dato ,ya que luego veréis el cariz de mi logro.
Seguía forjando mi estilo de juego y mis buenos resultados seguían llegando.No todo lo bueno que quisiera en categoría individual, pero muy crecido en las competiciones por equipos.
Nuevo ciclo olímpico, llega Berlín 1936 y de nuevo el equipo nacional húngaro sube a lo mas alto del podio, Éxito logrado, que no suene petulante, gracias a mi, ya que logro vencer 17 de los 19 enfrentamientos que disputo en la prueba de equipos.
En la competición individual,también logro arañar un meritorio bronce.
Con 26 años, contaba en mi haber ya con 2 oros y un bronce olímpico mas un oro mundial.
Seguimos compitiendo y ganando pruebas de equipo con puño de hierro y justo en  vísperas de los juegos de Helsinki en 1940 estalla la II Guerra Mundial, hecho que lo trastoca todo.Tanto a nivel personal, como en mi carrera deportiva.
Evidentemente esos Juegos no se celebran.
Estoicamente, por amor al deporte y evadirnos de la grave y tensa situación que se vivía, seguiamos entrenando pero sin matar el gusanillo de la competición.
Siguen acumulandose años de guerra y nuevo palo.Los Juegos que iban a celebrarse en Londres en 1944 finalmente son cancelados ya que aún la contienda no estaba finalizada.

 MADUREZ DEPORTIVA

Al fin, tras la tempestad,llegó la calma,la dolorosa calma mejor dicho, no hace falta decir mas.
Ya conocéis como quedó el mundo tras tan sangriento incidente.
1948, año de Olimpiadas, esta vez si, Londres.12 años sin Juegos,12 años mas viejo, 2 pruebas sin poder agrandar palmarés.
38 años, dudas por si el físico me iba a permitir estar competitivo.
Dudas disipadas, cuando me hago con el Oro tanto en individuales como por equipos.
Tan solo pierdo una pelea entre ambas pruebas.
 EN ACCIÓN

Estoy en mi mejor momento.
Continúa la tiranía mundial de nuestra selección.
Se sigue agigantando mi leyenda con el paso de los años.
Sigo en el candelero ciclo tras ciclo olimpico y surge nueva cita.Helsinki 52.
De nuevo éxito. Oro en equipos y plata individual con 42 años a las espaldas.
Pero no paro, la competición era para mi como una especie de droga y con los años que tenía y con los títulos que lograba,la gesta se eregía cada vez mas inmensa.Mi ambición era imparable.
Antes de las cita del 56 en Melbourne mis quintos JJOO, me proclamé por segunda vez Campeón Mundial(la primera fue en el 51).
Llega el momento y no fallamos.Quinta vez consecutiva campeón olímpico por equipos.
¿¿Ya vale no?? Me decían tienes mas año que la sopa de goulash, lo has ganado todo, a tu edad, en al cima,¿¿para que seguir??
Pero ¿Por qué no?? Seguía en forma  y pensaba que mis años no eran mas que un dato del pasaporte.Y seguí.
Roma 1960,50 palos¿¿mision imposible??
Posible,posible. De nuevo al mando del equipo húngaro.
La historia dice que ganamos el Oro una vez más en la prueba por equipos,para no perder las buenas costumbres.
La intrahistoria, anécdota movie record que me hace ir mas allá de la leyenda, la resumo así:
Pruebas clasificatorias para Roma.Me presento(ya que aquí no vale la meritocracia) y desde la federación me sueltan, con nocturnidad y alevosía, "Camarada Aladár,¿¿donde va?? Váyase a dar de comer a las gaviotas del bastión de los pescadores andé y deje las espaditas a estos jóvenes de nueva hornada,a ver si se va a cortar."
¡¡Mecagūendiola!!
Servidor,"un poco" ofendido por la ingratitud y desprecio mostrada por las autoridades ante los servicios prestados en los últimos años, les dije básicamente:" A-MI-NO-ME-LLA-MEN-DE-US-TED".
Reté a todo el nuevo y bisoño equipo a que me ganaran individualmente y si perdía claramente dejaba paso a la cantera.
Pues bien, en el duelo al amanecer, ¡¡¡NO ME GANÓ NI UNO!! ....con 50 primaveras a cuestas.
Retrocedieron los mandatarios,rollo perdón camarada, la experiencia es un grado y tal y tal....El resultado de la cita olímpica ya la sabéis.

 CON LA CANTERA

En resumen y para terminar con mi misticismo.
Soy el único deportista en ganar la misma prueba olímpica ¡¡6 veces consecutivas!!(podrían haber sido 8 si se hubieran celebrado los juegos del 40 y 44).
Gané mi último oro con 50 años.
Desde mi primer oro hasta el último....¡¡pasaron 28 años!!

 PLACA CONMEMORATIVA HACIA MI PERSONA EN HUNGRÍA

"La esgrima es el único deporte en el que se entrena el espíritu".Frase de Michel de Montaigne que se puede aplicar a mi carrera.La edad sólo es un número.
A modo de anécdota, tanto mi mujer,como mi suegro, y mi hijo, fueron medallistas olímpicos de esgrima.
Ahora que me diga mi nieto que le gusta el tiro con arco, ¡¡vamos no me jodas!!

Bueno chavalada, os dejo una joya mudo-visual de las durísimas pruebas de selección húngara en 1933 para los JJOO de Berlín 1936.



Un   "touche-saludo"de vuestro querido amigo,

Aladár Gerevich





0 comentarios:

Publicar un comentario