miércoles, 30 de octubre de 2019

MANÉ GARRINCHA

Querid@s jóvenes leyender@s, esta es mi historia.

Mi nombre es Dos Santos,Manuel Francisco Dos Santos, eternamente conocido como Mané Garrincha.
Naci en Pau Grande (Brasil) el 28 de Octubre de 1933.
Como buen brasileiro fuí diseñado  para jugar al deporte-religión de mi país...el fútbol.
 Finta y ¡hasta luego!

Garrincha, fue un mote que me pusieron de niño mis propios hermanos.
Según ellos me asemejaba a ese esmirriado pájaro, feo y torpe que habitaba cerca de mi hogar.
De chico tuve todas las dificultades posibles para poder desarrollarme, no sólo como deportista profesional, sino como persona.
Pobre. No sabía leer ni escribir.Empecé a beber a los 5 años (y no paré hasta que me mató), y a fumar a los 10.
Era un niño enfermizo, cojo(la pierna derecha era 6 cms. mas corta que la izquierda), patizambo(pies girados 80º hacia dentro)y tenía la columna vertebral como una s .

Mis piernas,marca registrada

No tenía ambición por y para nada y mucho menos para el futbol,deporte que sólo me gustaba jugar por diversión.
Pero ¡¡Ayy papá como jugaba!!!!.
Destaqué como extremo derecho.
Extremo, esa especie en peligro de extinción en el fútbol de hoy en día.
A pesar de mis taras,en mi estilo de  juego primaban la velocidad , una amplia gama de endiablados regates, desborde,control y manejo exquisito de balón, notable capacidad goleadora, poseía un guante en mis botas para dar precisos  y milimetricos pases y sobre todas estas virtudes, la principal de ellas fue mi temeraria verticalidad.
Me mareaba mirar a los lados,yo sólo entendía el juego inclinado hacia adelante.Encarar rivales era mi predilección.
Jugué la mayoría de mi carrera (15 temporadas)en el Botafogo carioca,para cuyos fans soy poco menos que la divina providencia.
Dios y yo a la misma altura.
Estatua mia en el campo de Botafogo

En mi palmarés como estandarte del club albinegro, los trofeos mas destacados que conseguí se resumen en 3 campeonatos cariocas y 2 Torneos Rio-Sao Paulo.Pobre botín.
Evidentemente mi periodo en Botafogo no fue espectacular en cuanto a títulos pero si glorioso a modo individual.
¿Estará el campo cortado al gusto del juego de toque culé?

Pero lo que me convirtió en leyenda y  ser un referente a escala mundial fueron mis logros con la canarinha.
La selección brasileña fue mi escaparate al aficionado de fuera de Brasil y de América .
Con la verdeamarela  fuimos  2 veces subcampeón de la Copa América(1957 y 1959), pero a mi lo que realmente "me ponía" era.....la Copa del Mundo.
No os preocupéis que de esta también salgo

De 3 participaciones en Mundiales, gané 2 y lo hice,lo hicimos de forma consecutiva (Suecia 1958 y Chile 1962).
Anoté 5 goles en las 3 citas, cifra muy buena teniendo en cuenta que no era delantero nato.
Pertenecí a una de las mejores hornadas de futbolistas brasileños de la historia, en la que coincidí con el que para muchos fue el mejor de todos,no solo brasileño sino mundial, Pelé.
Con Péle y Garrincha en el campo la selección nunca perdió un partido.¡¡Menudo duo!!.

Con Pelé, antes de un Santos-Botafogo

Para mi gente, era un héroe nacional, el emblema del pueblo, mucho mas que Pelé, con un juego mucho mas vistoso pero con cero regularidad.
Regularidad nefasta debido a mi pésimo estilo de vida:golfo como pocos,alcohólico,fumador empedernido o mujeriego incansable(14 hijos reconocidos con varias mujeres, mas los no reconocidos)eran sello de identidad en mi vida privada .
Por estos aspectos extradeportivos es posible que no merezca entrar en tan ilustre blog, ya que no me comportaba muy profesionalmente para con mi deporte.
Pero permítanme, desde mi humilde visión el porqué de mi inclusión en este selecto club legendario.
A nivel social, se me apodaba "la alegría del pueblo".
Mi carácter bondadoso y afable, siempre riendo,disfrutando de los placeres de la vida,los buenos y los malos, me hacían protagonista dentro de la sociedad brasileña.
Representaba el estilo de vida que al brasileño de baja cuna le gustaría vivir y además poseía el don del balón, lo que hacía que fuera no solo idolatrado, sino venerado.
Esas limitaciones físicas tan características hacían que la gente sintiera una mezcla de lástima y admiración y me adoptaron como su antiheroe nacional.
En futbol para mis compatriotas, ganar el Mundial es lo máximo, y yo primero fuí partícipe de la primera victoria Mundialista brasileña de la historia(1958) y mi estatus de leyenda se forjó  en el segundo que ganamos justo en la siguiente Copa del Mundo. 
Mundial de Chile 62, en América, vigentes campeones y claros candidatos al título gracias a que teníamos al mas grande.
 Pelé es lo que es, en parte a la monstruosa demostración realizada con 17 años en el evento escandinavo.
Ya  jubilado, siempre alegre

4 años mas tarde ya contrastado como máxima figura mundial y referente patrio, habíamos ganado el Torneo antes de empezar por el mero hecho de contar con él.
Pero en el segundo partido grupal, "el 10" se lesiona y se encienden todas las alarmas.
Tranquilos que aquí estoy yo. Con la tensión propia del que está degustando una picanha con amigos, galones de general al mando,me echo el equipo a mi corvada espalda y hago de esa Copa del Mundo una ofrenda a las mayores gestas vistas en un Mundial, a la altura de la de Maradona en México 86.
2 goles fuera de este planeta a Inglaterra en cuartos, otros 2 a la anfitriona Chile en semis y pese a una brutal fiebre logro jugar la final y pese a no marcar, guiar a mi equipo al triunfo final ante Checoslovaquia.
Vuelta a Brasil y paso hacia la inmortalidad.Héroe nacional.Se me perdona todo.
Con la Copa Jules Rimet, trofeo antecesor a la actual Copa del Mundo

"Yo no vivo la vida, la vida me vive a mi"
El nuevo estadio de la capital Brasilia,lleva en mi honor su nombre.

Estadio Nacional Mané Garrincha de Brasilia

Aspecto social al margen, hablemos de lo que servidor aportó al balompié.
Soy considerado el mejor regateador de todos los tiempos, sin duda el mejor extremo.

Video homenaje a mi capacidad regateadora

En el "fogao"tenía un rol mas definidor que en la selección.Marque 245 goles en algo mas de 600 partidos.
A nivel individual, en reconocimiento hacia mi yo futbolista:
-Balón de Oro y Bota de Oro en "mi Copa del Mundo"1962
-Mejor jugador del Mundo también en ese año.
-Miembro del mejor 11 de todos los tiempos de la Copa del Mundo.
-Para la Federación Internacional de Historia y Estadística del Futbol:
2º mejor jugador brasileño del siglo XX
4º mejor sudamericano del siglo XX
8º mejor jugador mundial del siglo XX.
En definitiva esto es lo que os puedo contar de mi ajetreada vida, tanto dentro como fuera del 105x60.
Os dejo un vídeo resumen de mis travesuras. Espero que sea de vuestro agrado.¡¡Vaya que lo será !!



Un afectuosísimo saludo de vuestro amigo:

Mané"la alegria del pueblo" Garrincha















0 comentarios:

Publicar un comentario