viernes, 8 de mayo de 2020

ALEXANDER KARELIN

Querid@s jóvenes leyender@s, esta es mi historia:

Mi nombre es Karelin, Alexander Karelin. Nací en Novosibirsk (URSS, hoy Rusia) el 19 de Septiembre de 1967.
Nacido, criado y forjado en la crueldad esteparia de Siberia y armado sobre un imponente físico, desde mi mas temprana adolescencia empecé a probar los principales deportes de contacto. 
Me decanté por el que me hizo ser considerado por aplastante unaminidad el mejor competidor de siempre: la lucha greco-romana.
Allá por 1981, contando 13 añitos y  alcanzando el 1,80 y 80 kgs. fuí descubierto y entrenado por Viktor Kuznetsov, mi mentor. El coach que me acompañó durante toda mi carrera sobre la lona.
Estereotipo de entrenador soviético de la época, me inculcó el extremo sacrificio en los entrenos y el gen ganador que me hizo ser un luchador practicamente inabordable.
Cuando terminó mi periodo de formación como hombre y guerrero, medía 1,93 y pesaba la friolera de 130 kgs de puro músculo.

 Aún luchando por la madre patria

Mandíbula equina, cabeza completamente rasuradara y esa mirada gélida propia de los oriundos del este, daba el pego de "malo malísimo" de cualquier peli propagándistica "amerricana" de la época, donde los perversos soviéticos amenazaban el planeta.
Era la definición gráfica de "armario empotrao".
 Pese al aspecto..."un cacho pan"

Aspecto rudo si, pero de mente cultivada y noble actitud.
Complementando mi formación deportiva, también trabajé en el obligatorio oficio marcial del régimen, donde adquirí el rango de coronel de policia soviética.
Sobresaliente en mi faceta académica,me licencié en la Academia Siberiana de Cultura Física,
así como más tarde me licencié en derecho e hice mis pinitos en la política llegando a ser  parlamentario en la Duma.
Melómano empedernido, estudioso de los clásicos, era capaz de interpretar partituras de Bach sin ningún tipo de dificultad
Esta inquietud cultural, académica y política aunada a mi fisionomía mulapardesca, hizo que me desarrollara tanto en un plano físico, como mental, táctico, estratégico, etc. ..y eso me hizo prácticamente invencible.
Como resumen de mi palmarés en greco-romana hasta 130 kgs:
12 veces campeón nacional, 12 veces campeón de Europa, 9 veces campeón del Mundo o 3 veces Campeón Olímpico.
887 victorias/ 2 derrotas es el bagaje de mi carrera. ¡¡99,77% DE VICTORIAS!!
¿Alguien supera esto en algún deporte? Yo tampoco lo creo
Una de esas derrotas fue mi último combate.
Contra pronóstico, quizá por exceso de confianza o tal vez por falta de motivación, no sabría decirles, el americano Rulon Gardner me derrotó en la final Olímpica de Sidney 2000.
Segundos después supe que mi fin deportivo había llegado y anuncié mi retirada.

 Final combat

Mi ferocidad combatiendo y la dureza de mi disciplina hizo que cayese lesionado en multitud de ocasiones, rompiéndome la pierna, 2 veces fractura de mano, hasta en 8 veces alguna costilla y varias conmociones cerebrales.
Para seguir forjando mi leyenda y a la par de lo comentado en el apartado lesiones, un par de anécdotas:
En el Mundial de Estocolmo 93, en plena acción, se me desprenden 2 costillas, provocando una dolorosa presión en el hígado.
Gracias a los cuidados de un médico alemán, mevme proclamé campeón venciendo a todos los rivales en posición semiagachada, ya que era incapaz de enderezarme. ¡Gesta!
Meses antes de las Olimpiadas de Atlanta 96, se celebran lo europeos en Budapest.
Un hematoma de mas de un kilo en mi pecho me deja inutilizado el brazo derecho,con la consecuencia de que afronto el campeonato con la difícil tesitura del abandono o disputarlo usando sólo el brazo izquierdo.
Como intuiréis, no conocía el significado del primer término.
Consecuencia 1: Oro. ¡Hazaña!
Consecuencia 2: Improbabilidad tras operarme de urgencias tras el campeonato, de poder disputar los JJOO.
Improbabilidad si, pero imposibilidad no.
Me recupero milagrosamente para poder disputar la prueba e imaginen, correcto.....Oro.¡Mito!
Inventé un movimiento-arma que me hizo letal y único por la complejidad y peligrosidad de la acción.
Consistía en amarrar mis manos a la cintura de los rivales, elevar y voltear al oponente por encima de mi hombro derecho y tumbarlo de espalda. ¡KO!

 Marca de la casa

Teniendo en cuenta que eran adversarios que sobrepasaban los 100 kgs, incluso alguno se aproximaba a los 130, juzguen ustedes mismos.
Soy,según el criterio de los que entienden, el mejor deportista ruso de la historia.
Héroe de la Federación rusa desde 1.997(distinción mas alta del país)
Campeón olímpico y abanderado de mi nación en 3 Olimpiadas diferentes...con 3 banderas diferentes, debido a las circunstancias socio-politicas de mi país que ya conocéis.
Campeón con URSS, CEI y Rusia.

En fin amigos, hasta aqui mi vida y obra, espero os haya entretenido.
Aquí un breve vídeo resumen sobre mi legado.



Un saludo de vuestro amigo,

Alexander Karelin




0 comentarios:

Publicar un comentario